ACOMPAÑAMIENTO EN LA LACTANCIA 

Amamantar puede ser sencillo si se cuenta con información fiable, apoyo del entorno y confianza en nuestra capacidad de amamantar.

¿Pero qué pasa cuando no es así?  Si dar el pecho te resulta doloroso, incómodo o poco agradable, si tienes dudas, si crees que hay algo que no estás haciendo bien o que se puede mejorar, seguramente pueda serte útil el apoyo individual en la lactancia.

  • Si estás embarazada y quieres saber cómo amamantar

  • Si acabas de parir y necesitas ayuda en el hospital

  • En los primeros días en casa, cuando acaba de subirte la leche

  • Cuando hay dolor o sensación de incomodidad

  • Si tienes el pecho congestionado y sientes que hay “demasiada leche”

  • Si crees que tienes baja producción de leche y que el bebé se queda con hambre

  • Si tu bebé llora cada vez que le pones al pecho

  • Si te han dicho que necesita “una ayudita” pero quieres seguir amamantando

  • Si estás con lactancia mixta y quieres volver a dar el pecho de forma exclusiva

  • Si estás con lactancia mixta y quieres continuar así. 

  • Si dejaste de amamantar y quieres retomar la lactancia.

  • Si quieres conocer nuevas posturas o trucos para estar más cómoda.

  • Si quieres volver al trabajo sin dejar de amamantar. 

  • Si quieres volver al trabajo y deseas destetar.

  • Si quieres saber cómo introducir los primeros sólidos

  • Si te interesa como conservar la leche extraída y las formas de extraerte leche

  • Si tienes dudas o dificultades cuando ya te hayas incorporado a trabajar

  • Si sientes que ha llegado el momento de destetar

 

Acompañar tu lactancia quiere decir que iremos hacia donde tú decidas.

Te ofreceré las herramientas y recursos para tener una lactancia satisfactoria, información basada en evidencia, y apoyo en cualquier momento en el que te encuentres. Sin juicios ni cuestionamientos. 

En el caso de que tus necesidades excedan mis competencias, necesites medicación o tratamiento específico para solucionar el problema, te ofreceré un listado de profesionales de la salud a los que pueda derivarte. Cuento con una extensa red de contactos expertos en lactancia.  

 

ENCUENTROS

 

Te acompaño en tu lactancia desde el primer

día. Si estás en el hospital, puedo visitarte y cerciorarme de que el enganche es bueno y de que estés cómoda amamantando. 

Cuando llegues a casa, mi acompañamiento se dirigirá a darte información para que amamantar sea un momento placentero.

Hablaremos sobre la subida de la leche y la manera de gestionarla. Todas las cuestiones que tengas sobre posturas, organización diaria, si hay dolor... 

Atención telefónica y mensajería. Si por algún motivo no puedo contestar la llamada, te la devolveré en cuanto me sea posible.

 

Disponibilidad de consultar o comentar pequeñas dudas por correo electrónico durante todo el establecimiento de la lactancia. 

Derivación a profesionales sanitarios de mi confianza si tus necesidades exceden el acompañamiento.

Amamantar 

La leche de madre es sin duda el alimento apropiado y perfecto para el bebé. No es "lo mejor". Es la norma biológica de la cual ha dependido la especie miles de años. No es algo que las madres sepamos instintivamente, sino que se aprende del entorno. Cuando el entorno no es favorable, no hay en qué espejo mirarse. Esto, sumado al hecho de que las campañas que ofrecen alimentos infantiles son muy agresivas, merman nuestra confianza. Pero nuestra capacidad de amamantar no desaparece...  simplemente se aplasta bajo los miles de consejos contradictorios que recibimos. El apoyo y la información que la madre reciba serán decisivos para lograr una lactancia satisfactoria. 

© 2016 Claudia Pariente

Te acompaño

Sígueme en redes

Contáctame para más información

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Blogger Social Icon
  • LinkedIn Social Icon

Encuéntrame en Entre Mamás

De lunes a viernes

Con cita previa. 

Urgencias: hospital, domicilio

Te acompaño