© 2016 Claudia Pariente

Te acompaño

Sígueme en redes

Contáctame para más información

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Blogger Social Icon
  • LinkedIn Social Icon

Encuéntrame en Entre Mamás

De lunes a viernes

Con cita previa. 

Urgencias: hospital, domicilio

Te acompaño

 

TE ACOMPAÑO

 

No todas las mujeres necesitan una doula. Sin embargo, para aquella mujer que lo desee y necesite, contar con una mano amable que pueda apoyar sus decisiones, ofrecerle información y escucha, caminar junto a ella en esa transformación que es la maternidad, una doula puede ser útil.

La maternidad es un camino complejo, de gran crisis vital pero también de enorme riqueza. "Nacemos dos veces. La primera, a los brazos de nuestras madres, la segunda a los brazos de nuestros hijos". La certeza de que nada volverá a ser igual nos invade en ese positivo que miramos una y otra vez, incrédulas. Dos palabras que lo cambian todo: Estás embarazada. Nueve meses en los que parece que todo se reduce a ese día esperado: El nacimiento. 

 

El parto es un momento intenso. No tiene por qué ser difícil ni tienes que decidir lo mismo que otras mujeres que hayan parido antes que tú. Es tu parto y es único. 

Y el parto llega y con el bebé: el posparto. Estoy aquí para ofrecerte también apoyo práctico: la organización de los primeros días; en esos primeros pasos que pueden parecer difíciles. Escucharte cuando sea necesario, crear para ti un espacio protegido en el que puedas tomar tus decisiones libremente. 

 

Te ofreceré mis recursos, contactos y redes para que puedas vivir tu maternidad como deseas. Para que puedas compartir tu experiencia maternando. Una red: un espacio de comunicación con otras mujeres, un entorno confiable y cálido que tanta falta hace en una ciudad como esta. 

Estoy aquí para ti. 

METAMORFOSIS

“Estoy convencida de que nacemos dos veces.

La primera, hacia los brazos de nuestras madres.

La segunda, hacia los brazos de nuestros hijos.

Nadie nos dice que nuestra vida nunca más será la misma

y tampoco es posible adivinar cuán grande puede ser el amor ni el inmenso poder que tiene el instinto...

Cuando somos madres, comenzamos a nacer...

Cuando somos madres, todo cambia. 

Cambia la forma de ver el mundo.

Cambia la relación con el entorno, cambian las prioridades, cambian los sueños, cambian las horas, cambian los días, cambian las noches, cambian los conceptos, cambia la vida... cambiamos. 

Nos hacemos dadoras de vida, ángeles guardianes perennes. Cuando un hijo nos hace madre es cuando descubrimos la palabra incondicional y el para siempre

C.Pariente

Unknown Track - Unknown Artist
00:00 / 00:00